jueves, 23 de abril de 2009

Protocolo para cristalería. copas y vasos. Su forma y su uso.

Las copas.

En realidad el tipo de copa que se utiliza para servir cada clase de vino no es trascendental, más aún en una comida algo informal y a sabiendas de que vivimos en una sociedad moderna un tanto práctica, en la que las reglas de etiqueta, por lo general, suelen ser bastante flexibles. No obstante, si desea seguir las normas de etiqueta al pié de la letra para causar una buena impresión de refinamiento y elegancia, puede esmerarse y guiarse por las siguientes guias:

1. Para el Cherry debe usarse una copa fina y alargada de tamaño mediano.

2. Para los vinos de mesa en general (rojo y blanco), se usa la copa tradicional grande en forma de tulipán.

3. El Oporto se suele servir en una copa mediana, similar a la que se usa para el Cherry, pero no tan alargada y un poco más redondeada.

4. Para el champagne se usa una copa alargada y fina, con una base bastante larga.

5. Los licores, por otra parte, se sirven en una copita pequeña en forma de dedal, aunque ahora existen muchos estilos de este tipo de copa muy modernos que vienen en combinación con el escanciador y que resultan igualmente apropiadas y elegantes; el brandy se sirve a temperatura ambiente y en la copa tradicional, es decir, la copa grande de la base gruesa y redondeada, y la parte superior más angosta.

(Autor: Manuel Antonio Carreño. Obra: Manual de Buenas Costumbres y Modales. 1.852).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada